“Rocío Flores lo sabía”: El lapsus de Marta López da un giro total a la historia de Rocío Carrasco

Aseguran que Rocío Flores en realidad sí fue cómplice de su padre.

Los últimos meses han sido realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco estuvieron cargados de polémica, y dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

Si hacemos balance, Antonio David Flores es sin duda quien salió peor parado de la docuserie. El ex guardia civil está siendo juzgado en los últimos meses por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Gracias al programa de Telecinco, se ha descubierto a un Antonio David muy alejado del personaje que él vendió en televisión durante los últimos años.

Pero dejando de lado el caso de Antonio David Flores, las personas que salieron más afectadas por la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco están siendo sus hijos Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Una de las mayores incógnitas es si Rocío Flores podría haber sido cómplice de los planes que su padre tenía para acabar públicamente con la reputación de su madre. Al menos, es la versión que se desprende después de la última —e inesperada— información sobre la colaboradora de Ana Rosa.

Para muchos, su actitud desafiante y sus reproches a su progenitora son razones suficientes para determinar que es cómplice de su padre. Es al menos la idea que mantienen algunos colaboradores de Telecinco, pero lo que nadie esperaba es que se confirmara en el Deluxe por parte de una persona del entorno a la familia.

La mismísima Marta López sacó a la luz un secreto que pondría a “la niña” en una situación complicada. La exconcursante de Gran Hermano, defensora a ultranza de la joven, metió la pata al querer dar la cara por ella. Y se dio cuenta al instante del error que cometió.

El detonante fueron unas fotos de una fecha muy señalada que fueron vendidas por el exguardia civil, en las que sus hijos eran los protagonistas. Marta reveló lo que nadie sabía sacando a la luz: la verdadera cara de la hija de Rociíto.

Rocío Flores fue cómplice de su padre.

Corría el año 2016 cuando Rocío Carrasco se casó con Fidel Albiac. Aquel mismo día, su exmarido vendió unas fotos en la que sus hijos aparecían completamente rotos por no haber sido invitados al enlace. “Mientras ella se casa, sus hijos lloran”, fue el titular que acompañó una imagen en la que se veía a una jovencísima Rocío destrozada, mientras su hermano lloraba sobre su padre.

Cuatro años y medio después, ha salido a la luz qué se escondía detrás esta exclusiva destinada únicamente a destrozar a su exmujer. Para la gente que no conocía su historia, era una imagen que evidenciaba lo “mala madre” que era Rocío Carrasco. Pero, aparte, el hecho de que las imágenes parecieran haber sacadas sin el conocimiento de sus protagonistas también provocó mayor consternación.

Sin embargo, ahora la exsuperviviente desveló que, al parecer, Rocío Flores era plenamente consciente de todo. “Yo he escuchado que ella lo sabía”, dijo Marta sobre la estrategia que ideó su padre para destrozar a su madre ese día. La colaboradora lo dijo de manera clara tras una discusión sobre las portadas que había vendido Antonio David para perjudicar a su exmujer.

Las palabras de López fueron recogidas por el resto de sus compañeros que se echaron las manos a la cabeza. “Esto es demoledor. Entonces es mucho peor, porque están todos en connivencia para traicionarla”, dijo Antonio Rossi.

El plan de Rocío Flores para dañar a su madre.

Según la información, Rocío habría participado en su escarnio público. “¡Es connivencia para hacer daño a la madre!”, dijo una exaltada María Patiño ante las palabras de Marta. “La hija está de acuerdo con el padre en poner a su hermano en esa fotografía ¡Entonces es cuando me estoy desmayando!”, dijo la presentadora.

Al ser consciente del error que acababa de cometer, la colaboradora trató de rectificar, afirmando que se había equivocado de portada. “El padre en ese reportaje no había engañado a los niños”, dijo. Pero ya era tarde: su subconsciente le había traicionado y había desvelado que Ro Flores conocía la estrategia de su padre.

“No he desvelado nada, he dicho que yo pienso eso, no lo estoy confirmando”, se justificó algo nerviosa. De ser cierta la información, confirmaría la versión de Rocío Carrasco que dijo que su hija pasó de víctima a verdugo.


Deja un comentario