¿Os acordáis de Patricia —‘Gran Hermano’—, la única novia oficial de Kiko Hernández? Pues este es su aspecto actual, y el giro que ha dado a su vida

¿Os acordáis de la tercera edición de Gran Hermano? Fue una de las más míticas de la historia del programa, con algunos de los concursantes más recordados —como olvidar que fue el año en el que conocimos a pesos pesados de la televisión como Kiko Hernández, Raquel Morillas o Noemí Ungría.

En esta edición entraron 12 concursantes, aunque uno de ellos abandonó por la grave enfermedad de su abuelo, por lo que tuvo que entrar a la casa una reserva elegido por el público a pocas semanas de que finalizase el concurso. También fue el año en el que se agregaron la suite, la cuadra —con 7 carneros— y la radio en la que cada noche los concursantes realizaban un programa.

Y también fue la presentación ante el gran público de Kiko, uno de los grandes hermanos que mejor ha sabido aprovechar profesionalmente su paso por el programa, siendo actualmente una de las caras más conocidas de Telecinco —incluso ha llegado a sustituir ocasionalmente a Jorge Javier y a Paz Padilla al frente de Sálvame—.

Pero, ¿os acordáis de Patricia Ledesma? Fue finalista junto al madrileño y, de hecho, se trata de la única novia conocida por el gran público de Kiko.

La fama llegó a su vida el 4 de abril de 2002, nada más arrancar la tercera edición de Gran Hermano. No obstante, Patricia Ledesma multiplicó su popularidad gracias a su romance con Kiko, que comenzó a los diez días de pisar Guadalix. Cabe recordar que la sevillana y el colaborador de Sálvame hicieron historia al ser los primeros concursantes en pedir una hora sin cámaras en el reality de Telecinco.

Después de quedar segunda finalista y de hacer bolos en discotecas, Patricia se propuso hacer carrera en la pequeña pantalla. Lo intentó con el apoyo de grandes estrellas de Mediaset: el de María Teresa Campos, quien fichó a la andaluza para el programa Día a Día; y el de Emma García, con quien trabajó en A tu lado.

Sin embargo, Ledesma no logró capear su destino, el de terminar desplazada por participantes de las ediciones posteriores de Gran Hermano. Por ello, tras colaborar con Giralda Televisión, un canal local de la ciudad hispalense, Patricia decidió alejarse de los focos.

Pero la reinserción laboral no le resultó nada fácil… Sin terminar la carrera de Dirección y Administración de Empresas, estudios que interrumpió para entrar en Gran Hermano, y con un grado superior de Secretariado de Dirección, la sevillana las pasó canutas para encontrar trabajo y ocultar su pasado catódico. Así lo aseguró Ledesma a ABC en 2012:

“Cuando sales de la entrevista, el director de recursos humanos o el gerente mete tu nombre en Google y se acabó.”

Afortunadamente, la vida ha sonreído finalmente a Patricia. Encontró el amor hace ya trece años, justo cuando estaba empezando a desaparecer paulatinamente del foco mediático. Su gran amor es Roberto, un empresario con el que ha formado una preciosa familia en la que los auténticos protagonistas son sus dos hijos Roberto y Cayetana.

Más de una década después de su época dorada, poco queda de la Patricia que ingresó en las filas de la familia de Gran Hermano. La sevillana fue entrevistada recientemente por Outdoor, y contó sin tapujos cómo es su vida ahora mismo.

Sobre su trabajo, relató que “desde hace años, me dedico al marketing multinivel”. “Tengo mi negocio y los productos que yo distribuyo están orientados a la pérdida de peso y a la salud. Este trabajo tiene una parte de crecimiento personal, que va más allá a la venta de un producto”, explicó.

Por supuesto, también la preguntaron sobre asuntos relacionados con la televisión. Por ejemplo, si volvería a participar en un reality… y ella lo tiene claro. “Hasta ahora, lo que me han ofrecido no me han interesado”, dijo.

“A día de hoy, no llevaría bien que hablaran de mis hijos o del padre de mis hijos. Estuve tentada de aceptar el primer reencuentro de grandes hermanos. Me pusieron la oferta encima de la mesa y yo no tenía hijos, pero me acababa de casar”, explicó, aclarando una duda que siempre tuvieron los fans del reality más longevo de la historia de la televisión.

“Mi marido no quería que fuera y estábamos pensando en buscar niños. De hecho, me quedé embarazada durante la emisión de ese programa”, zanjó.

También aclaró en qué punto está su relación con su madre, con quien terminó bastante mal durante aquellos años en los que acostumbraban a recorrer los platós de Mediaset. “Estamos bien. De vez en cuando la veo. Se retomó la relación hace un tiempo y mejor. Estoy más tranquila”, explicó Patricia. ¡Y nosotros que nos alegramos!

Respecto al tema de moda, aclaró que “el coronavirus lo hemos llevado muy bien. Los niños encantados de estar en casa y a mí un encierro no me supone gran cosa”, dijo, quizás ironizando sobre su pasado como participante de Gran Hermano”.

En lo económico parece que tampoco se han visto muy afectados. “Gracias a Dios, nosotros estamos funcionando. Yo tengo un negocio, mi marido tiene otro y tengo mi colchoncito”, aclaró.

“Nunca se puede decir de este agua no beberé”, dijo, para finalizar, sobre si volveremos a verla en televisión. ¡Y nosotros que lo veamos!


Deja un comentario