Los 7 chistacos más salvajes de la noche

Jueves, ya se puede ver el fin de semana en el horizonte. Sólo quedan dos días para salir del trabajo con una sonrisa Profident de oreja a oreja y despedirte de tu “querido jefe” y de tus compañeros hasta el lunes.

Pero todavía quedan algunas (muchas) horas para que el sueño se cumpla, y cierras los ojos y deseas con todas tus fuerzas volver a tu casa, y olvidar ese infierno que se llama oficina. Lo sentimos, no podemos hacer realidad tu sueño, pero podemos hacer que te rías un rato –que no es poco– con siete tuits que son canela en rama. Y si tu jefe se pone muy pesado, se los enseñas.

Por supuesto, todo el mérito es de estos fenómenos tuiteros, y si quieres que tu TL esté lleno de risas y carcajadas sólo tienes que seguirlos en sus perfiles de Twitter. Es un consejo del que no te vas a arrepentir.

1. Todo el mundo se ha dormido alguna vez viendo una serie… perdón. (vía @CarlosLanga) 

2. Una crítica sincera. (vía @talentinonino) 

3. Nuevos nombres para una nueva época. (vía @ABCalmaestra) 

4. Por desgracia, una verdad como un templo. (vía @carabantesdiaz) 

5. Al límite. (vía @Olaladefua) 

6. Mucho más rico. (vía @ASorginak) 

7. Con su vinito y sus patatas bravas. (vía @leomuyloco) 

18 Mujeres comparten los mansplaining más machistas y estúpidos que han sufrido

Seguramente si eres mujer, más de una vez te han hecho “mainsplaining”, incluso sin saber que te lo estaban haciendo. Este hecho consiste cuando un hombre comienza a explicar algo (casi siempre) a una mujer, siendo un tema que ella conoce perfectamente, de forma paternal o condescendiente.

Es un tema que se realiza con tintes de mala educación y sexismo entre otras cosas, que a veces puede resultar hasta divertido, particularmente cuando la persona que recibe este mansplaining puede devolvérsela con una respuesta educada que hace que ese hombre se replantee sus decisiones.

Hoy os traemos 18 ejemplos de mujeres que lo sufrieron y quisieron compartirlos públicamente en redes sociales.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

 

La conmovedora historia de Carlos, un trabajador de ‘Glovo’ que estudia bajo una farola a la espera de su próximo pedido

Carlos Alegre, un joven madrileño de 24 años que actualmente estudia y trabaja para poder costearse los estudios en la ciudad de Málaga ha conmovido a los usuarios de las redes sociales,

Carlos llamó a la atención del policía Pedro G. Díaz que decidió fotografiar al joven y subirla a Facebook. Alegre, que se encontraba en ese momento estudiando, preparándose para los exámenes, lo hacía a la luz de una farola mientras descansaba entre entrega y entrega. La imagen compartida en el grupo de Facebook Beneméritos G.C., recoge ahora cientos de reacciones apoyando al joven estudiante.

En una entrevista ofrecida a Catalunya Plural, Carlos Alegre declara que su intención no es ser ejemplo de nada. Dice que “hay gente que se lo curra” y que “es silenciosa. Va, trabaja, estudia, no hace ruido”.

“En este trabajo hay muchos tiempos muertos. Yo lo veo normal. Para no perder el tiempo, me gusta ir mirando los apuntes. Hay mucha gente como yo, que trabaja y ayuda en casa”, sentencia. “Entre pedido y pedido, para no perder el tiempo, me voy leyendo los apuntes”, explica.

La imagen, ha llegado hasta el centro en el que Alegre estudia Automoción, EMA Competición. ”Sí, la foto que se ha hecho viral estos días del chico en Pedregalejo estudiando mientras esperaba su próxima entrega de Glovo (el joven dice que, en realidad, trabaja para Uber) es alumno nuestro”, comentaban en Facebook.

Además, desde la escuela afirman que es uno sus “mejores alumnos” y, no han dudado en enviarle un mensaje de ánimo por el esfuerzo diario del Alegre: “¡Orgullo máximo! ¡Carlos, eres un gran estudiante y llegarás donde te propongas!”.

20 Personas a quienes les resulta casi imposible dejar la inmadurez y convertirse en adultos serios

Existen personas que, aunque vayan envejeciendo, permanecen con el alma de un niño y hacen cosas que pudieran parecer inmaduras o cosas no propias de su edad a los demás. Y hacen de ello todo un estilo de vida.

Hoy os traemos 20 ejemplos de personas que se ponen el mundo por montera y no temen lo que el resto piense de ellas, ellos son felices así.

1. “¡Eh, que alguien ayude a Buddy y Buzz!”

2. “Hice unas etiquetas para las lentillas de mi esposa”

3. “Aburrirme Nivel: Hacer esto”

4. “Ayer fue el cumpleaños de un compañero de trabajo y le regalé esto: Salga del trabajo gratis. Usa esta tarjeta para que cubran tu turno en el trabajo. Esta tarjeta es válida para los turnos que Logan quiera cubrir”

5. “Que no se me resfríe el coche”

6.  “Puse unos ojos saltones en mis Oculus”

7. “Preparando mi casa para unas fotos mañana. Creo que este retrato atraerá al comprador adecuado”

8. “Algunas personas tienen un cajón con dulces. Yo tengo uno lleno de Reese’s”

9. “Nuevo árbol percha”

10. “Molesto a mi esposa haciendo esto cada vez que publica la foto de algún paisaje”

11. “A mi futuro yo le dará un ataque cardíaco cuando abra la puerta del desván”

12. “Compré unas pestañas postizas. Se ven tan naturales”

13. “¿Quién recuerda haber hecho esto de niño?”

14. “El padre de mi novia nos envió esta fotografía por la mañana. Hizo su propia fuente de hielo”

15. “¿Has recorrido el famoso unicornio de Portsmouth? (Gasté mucho tiempo haciendo esto)”

16. “La vida es muy corta para usar pantalones aburridos”

17. “Encontré el lugar perfecto para esconder esto de mi novio, odia los huevos”

18. “Así es como mi esposa lidia con sus migrañas”

19. “Mi madre, mi hermana y yo tenemos un chat grupal para fotos glamurosas. Mi madre nos envió este collage. Somos hermosas”

20. “Mi padre se tomó tiempo en hacerle esto a mi madre, es todo un artista”

Este artista ilustra la vida diaria con su esposa e hija, y las dificultades en ser padres de nuevo (20 cómics)

Hace ya 2 años, Yehuda Devir y su esposa Maya anunciaron que iban a tener su primer hija y, posteriormente, nos contaron como era su vida con ella. Y el pasado octubre, contaron que Maya está embarazada de nuevo. Llevan documentando en cómics su vida diaria ya durante años y es genial ver como ser padres se ha convertido en una parte importante de sus vidas.

Ajustar tu vida a ser padre y madre es algo complicado para todos, pero esta pareja parece tener claras sus prioridades, que les guían en el camino y están en vías de adaptarse. O al menos lo intentan.

1. Barriguita

2. Cucharitas

3. Ya Sabe Caminar

4. Desproporcionadas

5. Ma…mmmáaa

6. Primer Contacto

7. Todos Te Miran

8. Cuidado

9. Imparable

10. Nuestro Año Nuevo

11. Lista Para El Siguiente Paso

12. Cura, Sana

13. Ocúpate Tú

14. Buen Provecho

15. Mamá Tiene Un Bollo En El Horno

16. ¡Oh, No!

17. Sinfonía De Sabores

18. Duerme Bien

19. Pelea De Almohadas

20. Momentos De Calidad

 

Máximo Pradera se desata tras el cáncer de Julia Otero: “¿No le puede tocar algo a Aznar o Macarena Olona?”

El siempre polémico comunicador Máximo Pradera ha esatado una gran indignación por su artículo para el diario Público. A raíz del anuncio del cáncer de la presentadora Julia Otero, el autor ha dejado varias perlas a sus lectores que no han pasado desapercibidas: “El cáncer no es más que eso, una mutación. Pero digo yo: ¿esas mutaciones no podrían repartirse con más tino? ¿Para qué tenemos a Trump, o a Aznar, o a la arpía de Macarena Olona, sino para que les toque algo en el sorteo?”, aseguraba en su reflexión.

Pradera reflexiona sobre los actos nocivos que, según él, habrían realizado estas tres personas: “El primero (Trump) ha estado a punto de cargarse el planeta (si es que no lo ha logrado ya, al salirse del Acuerdo de París) e intentó dar un golpe de estado en la democracia con más solera del mundo”, afirma en su columna.

También ha dedicado durísimas palabras contra el expresidente del gobierno: “El segundo (Aznar) nos metió en la guerra de Iraq, en la burbuja inmobiliaria y ahora desde FAES, se dedica a emponzoñar la convivencia de los españoles con delirantes teorías conspiranoicas”. Para concluir ha definido así a la política de VOX Macarena Olona: “De ella solo sé que se cuadra, cual monja alférez, ante el féretro del torturador Rodríguez Galindo y que dice que el hombre no mata, mata el asesino. Que no existe la violencia de género. ¡Ángel del cielo!”, aseguraba.

Para finalizar, el periodista matiza que no desea la muerte a ninguno de ellos, ¡faltaría más! : “Pues nada, macho: la Otero con cáncer y ellos sanos como cervatillos. Tampoco es imprescindible que vayan a reunirse hoy con el Creador. Pero estaría bien que tuvieran que bregar con el tratamiento, que casi siempre es chungo de narices”.

14 Intercambios de mensajes de texto en los que todo es genial… pero especialmente los finales

Parece que hoy en día enviamos mensajes de texto usando diferentes aplicaciones, y cada vez recurrimos más a esta forma de comunicación. Hasta el punto de que parece que usamos el teléfono para todo… excepto para hablar por teléfono.

Afortunadamente, en las aplicaciones de mensajería a veces ocurren diálogos brillantes que se guardan en la memoria del dispositivo, de forma que podemos después compartirlos con todo el mundo. Es genial que podamos sorprendernos o reírnos junto con los autores de dichas publicaciones.

Atento a estos ejemplos desternillantes que, además, contienen geniales giros en la trama dignos del mejor Shyamalan.

1.

2.“Mi novia se fue de viaje de negocios e intercambiamos fotos de nuestros desayunos”.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

¿Cuál te ha sorprendido más?

Desvelan el día que Pablo Hasel deseó que se estrellara el avión del Betis

Pablo Hasél se ha convertido en protagonista de la actualidad junto a los disturbios que se están produciendo cada noche en Barcelona. Mucho se ha hablado de los tuits del rapero que incitan al odio contra las instituciones, fuerzas de seguridad y políticos y entre ellos, hay uno que también atacaba directamente al Real Betis.

Fue hace varios años cuando el que fuera delantero del Real Betis Roman Zozulia se vio envuelto en una polémica por su posible cesión al Rayo Vallecano. Por aquel entonces, los ultras del Rayo se opusieron radicalmente a su fichaje por su apoyo al ejército ucraniano llegando finalmente a parar la operación.

Tanto el Betis como sus compañeros salieron en defensa de Zozulia antes de un partido con unas camisetas de apoyo al delantero ucraniano con el lema ‘Todos somos Zozulia’. Y esto provocó un lamentable tuit del rapero en el que deseaba la muerte de los verdiblancos. “A la plantilla del Betis que defiende al nazi, si no fuera poque también morirían pilotos y azafatas les desearía que su avión se estrellara”, tuiteó el 2 de febrero de 2017.

Esto provoco que la propia entidad heliopolitana presentara una querella contra Hasél, que lejos de arrepentirse por su tuit, siguió atacando al Betis tras conocer que emprenderían acciones legales contra él. “A mi me amenazan de muerte mil fachas a diario y no voy querellándome ni denunciando. Qué susceptibles son para lo que les conviene”, tuiteaba unos días después añadiendo: “@RealBetis las víctimas de los nazis ucranianos no pueden querellarse porque ya están muertas. Adelante, no me sacaréis nada, no tengo un euro”. Finalmente, unos días después estos tuits fueron eliminados de su perfil y la Fiscalía concluyó que suponían “graves ofensas” contra el jugador y el club pero que no eran constitutivos de ningún delito penal.

24 Divertidas quejas y ocurrencias de niños pequeños que hicieron reír mucho a los adultos

La mente de un niño pequeño es algo absolutamente fascinante y genial, donde todo es espontaneidad. Para ellos cada día es una nueva aventura de exploración del mundo, de descubrimiento de cosas nuevas y de intentar entenderse a sí mismos al mismo tiempo que intentan dar sentido a todo.

Hoy os traemos una selección de 24 divertidas quejas y ocurrencias de los más pequeños de la casa que hicieron reír a los adultos por inesperadas e inocentes. Esperamos que os gusten.

1.

 

El niño y yo estamos en la camioneta para un viaje de 3 horas, principalmente por la autopista. Entonces pregunta si puede bajar la ventanilla. Suplica. Dice que por favor. Se queja de que necesita bajar la ventanilla. La respuesta es no… vamos a 110 kmh durante las próximas horas. ¡Así comienzan los lamentos! Llora, y llora… y llora. La ventanilla no se baja, yo sintonizo la radio, no hay problema, la música está encendida, sólo conduzco y la vida es buena.

Después de probablemente 45 minutos de esto, frena, traga saliva un par de veces y con voz trémula pregunta: “Mami, ¿por qué lloro?”.

Me reí tanto que casi me salgo de la carretera. Si no lo recuerdas, no te lo cuento, chico.

2.

Mi hija tuvo un completo colapso existencial un día que descubrió que iba a tener que orinar todos los días de su vida.

3.

Cuando mi hija tenía tres años, le dije que dejara de intentar dibujar sobre el perro con rotuladores. Tiró el rotulador al suelo, me miró fijamente a los ojos y gritó: “¡Papá, me estás arruinando la vida!”.

4.

He trabajado en un centro de preescolar desde este octubre hasta diciembre como profesora auxiliar. Teníamos una sala de juegos al lado del aula y un día decidimos entrar a jugar. Allí había una estantería con un montón de dinosaurios para elegir. Un niño se me acercó y me dijo que quería jugar con los dinos. Le dije “de acuerdo”. Este niño se sentó en el suelo y parecía que estaba teniendo la crisis de su vida. Luego empezó a llorar y cuando le pregunté qué le pasaba, me dijo “hay demasiados dinosaurios para elegir”.

5.

Mi tía y mi primo pequeño nos visitaron una vez. Él tenía 3 años en ese momento, y mis vecinos también tenían uno de 3 años. Estaban jugando juntos en mi patio trasero, cuando oigo a mi primo gritar “¡no, tengo 3 años! No puedes tener 3 años, yo tengo 3” mientras encaraba al otro niño.

6.

Mi hijo de 6 años gritó “¡Estoy demasiado cansado para ir a dormir!”, en un ataque de delirio y rabia.

7.

Exigió saber cómo decir “Hola en español” no aceptó que hola ya era español, lloró durante horas

8.

Después de un par de trozos de pizza, mi hijo de 3 años rompe a llorar y dice:

“¡Mi boca quiere más pero mi barriga no!”

Yo también, hijo. Yo también.

9.

Mi hija se enfadó porque su caca salió en dos trozos en lugar de uno. Acusó a mi marido de cortarla mientras ella no miraba.

10.

Hijo de 5 años: “¡Eres viejo!”.

Yo: “No soy tan viejo (con un ligero tono de indignación). ¿Cuántos años crees que tengo?”.

Hijo: “El último número.”

11.

No sé si esto es demasiado asqueroso, pero cuando mi hijo tenía 3 años, tuvo un problema de barriga y vino a mí llorando que su “culo vomitó”.

12.

Una noche estaba sirviendo en un restaurante cuando entró una familia. Normalmente, no me gustan los niños, pero esta niña, de unos 5 o 6 años, me rompió los esquemas. Había fuego en sus ojos, pero no era revoltosa… por el momento.

Me acerco a la mesa después de que terminen una fuente de mariscos, y escucho a los padres decir en voz alta algo que obviamente quieren que escuche: “No, cariño, no te dejan llevarte las cáscaras de langosta a casa”. Puedo sentir los codos invisibles clavándome sus miradas en las costillas. Antes de que abra la boca para respaldar su historia, ella resopla y dice-.

“Bueno, ¿me puedo quedar al menos con los ojos?”

Y luego procede a sostener un tenedor con los ojos de las langostas empalados en los extremos de las púas exteriores, como un jefe de guerra con la cabeza de un enemigo.

Adorable.

13.

Oído en una tienda de comestibles: la madre deja que su hijo pequeño escoja un helado. El niño elige una especie de helado de chocolate y plátano y la madre le dice que no. El niño empieza a llorar. La mamá le dice: “Creía que no te gustaban los plátanos”. El niño deja de llorar inmediatamente, dice “Oh sí”, y elige otra cosa.

14.

Mi hijo de 3 años tuvo una crisis porque no estaba en las fotos de nuestra boda de hace 5 años. Dijo que no le queríamos y que por eso no le habíamos invitado a nuestra boda.

15.

Mi hermana pequeña, tumbada de espaldas, mirando fijamente a las lámparas: “¡Me duelen los ojos!”

“Entonces deja de mirar la lámpara”.

“¡No!”

16.

Me preguntó si podía tomar un caramelo y le dije que sí. Entonces preguntó: “¿podemos llegar a un acuerdo?” y yo le respondí que no era necesario llegar a un acuerdo porque ya tenía exactamente lo que quería. La niña empieza a hacer un berrinche hasta que acepto que podemos llegar a un acuerdo. Se come su caramelo y se va feliz.

17.

¡Mis piernas tienen gas!

Significado: se me han dormido las piernas.

18.

Ahora que he estado trabajando en casa (tengo un escritorio montado en mi habitación) cada vez que le doy un disgusto a mi hijo de 3 años me dice que vuelva al trabajo.

19.

Cuando tenía unos 5 años mis padres me dieron un helado con salsa de chocolate y rompí a llorar. Tardaron en darse cuenta de que estaba enfadado con el enfermo psicópata que había puesto salsa en mi helado. Al final me convencieron de que probara un poco y lo disfruté.

20.

Mi sobrino tuvo un ataque de nervios y lloró cuando su bota no le cabía en la cabeza como un sombrero.

21.

Mi mujer despertó a los niños y les dijo que era lunes y que debían prepararse para ir al colegio. “No me gusta el lunes… Odio el lunes… ¡TÚ ERES EL LUNES! (Dirigido a mi mujer)”

Editado: Esto fue de un niño de 4 años.

22.

Cuando mi hermana pequeña era pequeña gritaba que no podía ir a dormir porque su pijama era “demasiado picante”.

23.

Mi hijo lloró cuando, después de meter su sándwich en la grabadora VHS (a principios de los 90), no había ninguna película sobre sándwiches.

24.

Mis hijos solían quejarse cuando no podía cambiar el tiempo.

“No, no podemos ir al parque, está diluviando”.

“Mamá, haz que deje de llover”.

Los niños pequeños realmente creen que sus padres pueden hacer cualquier cosa, aparentemente.