Melyssa Pinto carga duramente contra la organización de ‘Supervivientes’: “Si no se podía votar es por algo”

Melyssa Pinto no se quiso callar contra lo que ha considerado una final injusta.

Tras tres intensos meses de concurso, Supervivientes llegó a su fin. Los concursantes tuvieron que enfrentarse al hambre, la lluvia, el cansancio físico y el desgaste emocional que supone estar lejos de sus familias y seres queridos, para llegar hasta el final de una aventura inigualable. Sin duda, se trata de una experiencia que recordarán el resto de sus vidas.

Con los finalistas en plató, Carlos Sobera anunció el nombre del ganador de la edición y del cheque de los 200.000 euros. Olga Moreno se proclamó vencedora de Supervivientes 2021, y la polémica estaba servida, especialmente cuando se reencontró con Rocío y David Flores.

Pero no es la única polémica que ha rodeado la final. Quedó claro cuando comenzó el debate final de Supervivientes, y se pudieron ver las caras largas de Melyssa Pinto y sus compañeros. Cabe destacar que este último espacio fue grabado la mañana siguiente de la gran final del concurso.

Por ese motivo, los ánimos aún estaban muy caldeados sobre algunas de las cosas que ocurrieron. Todo el país siguió con mucho interés la gran final, en la que se tenía que decantar la balanza entre Olga Moreno y Gianmarco Onestini. Sin embargo, el sistema utilizado para decantar esta balanza, el televoto, jugó varias malas pasadas al programa.

Hubo varios problemas durante la emisión de la última gala, sembrando la duda entre muchos espectadores. Cuando la organización abrió el voto para elegir a Olga Moreno o a Melyssa Pinto, por algún motivo los votos de la segunda no se registraban. A quienes intentaban votar por la joven solamente les llegaba un mensaje de error.

Sin embargo, si querías votar a Olga el mensaje se registraba sin errores. Esto crispó el ambiente entre los espectadores y los concursantes, que no daban crédito a lo que estaba ocurriendo. Así, en el debate final varios concursantes han intentado impugnar la victoria de la mujer de Antonio David, dejando claro en antena que el asunto del televoto les había parecido, cuanto menos, sospechoso.

Cuando la ganadora de esta edición entró por la puerta, muchos de sus compañeros la recibieron con un semblante nada amable. Melyssa Pinto fue la primera en tirar de la manta, cuando Jordi González le preguntó por su opinión.

Melyssa Pinto no quiso la palabra tongo, pero sí quiso llamar a las cosas por su nombre. Por ese motivo, dijo que su madre estuvo intentando enviar algunos mensajes y que todo el rato le salía un error. Para ella es un detalle definitivo que deja claro que algo raro estaba ocurriendo.

La exconcursante afirmó que si no se podía emitir el voto “era por algo”, un algo que claramente beneficiaba a Olga Moreno. Ante sus palabras, Marta López, defensora a ultranza de Olga Moreno, quiso provocar a Melyssa Pinto pidiéndole que fuese clara y que dejara si se estaba refiriendo a un tongo.

De esta manera, la colaboradora de Sálvame intentó que no quedasen dudas sobre la organización del programa, o sobre si ocurrió algo que beneficiara a Olga en su triunfo. Pero no quedó ahí la cosa, ya que otros concursantes de Supervivientes insistieron en que quizás las cosas no se han hecho bien.

La respuesta que recibió Melyssa.

Lola también fue muy categórica con este asunto, y hablando por boca de varios de sus compañeros de edición dijo que la guerra entre Rocío Carrasco y Olga Moreno le daba absolutamente igual. Así, la exparticipante de La Isla de las Tentaciones afirmó no entender por qué ese asunto había copado la actualidad del concurso.

De esta manera, quiso poner en valor el trabajo de todos sus compañeros. Le parecía injusto que todo se resumiera a las trifulcas de Carrasco y Moreno.

Jordi González quiso entonces hablar en nombre del programa, disipando todas las dudas que pudiera haber en cuanto al funcionamiento del televoto. El presentador recordó que todos los votos han sido revisados por un notario, y que tanto la cadena como la productora se toman muy en serio la participación de los espectadores especialmente cuando se trata de elegir a un ganador.

Además, el presentador quiso hacer una comparativa. Recordó que sucede lo mismo cuando todo el mundo intenta enviar mensajes por fin de año, y no llegan porque la red se encuentra saturada.

Y tú, ¿qué opinas?


Deja un comentario