La foto de Ginevra, la hija de Alessandro Lequio, que ha roto de dolor a Ana Obregón

Alessandro Lequio compartió una fotografía que emocionó a Ana Obregón.

La muerte de Álex Lequio está dejando un vacío muy difícil de llenar en la vida de su madre. Con tan solo 27 años, el joven falleció después de haber estado más de dos años luchando contra el cáncer.

Mientras Ana Obregón se quedó totalmente sola y hundida, su padre Alessandro Lequio se refugió en su actual pareja, Maria Palacios, y en la hija que ambos tienen en común, Ginevra. A pesar de que ahora solo puede disfrutar de la pequeña de la casa, el colaborador de El programa de Ana Rosa no dudó en recordar públicamente lo mucho que les quiere a ambos.

Lo hizo a través de sus redes sociales, donde Lequio publicó una emotiva imagen de los dos hermanos antes de que Álex comenzase su quimio. No es la primera vez que Alessandro Lequio sube fotos en las que aparecen juntos su hija pequeña y Álex, de hecho empieza a ser ya un habitual.

Hace unos días el conocido colaborador subió una fotografía de ambos paseando por las calles de Nueva York después de que este se sometiese a una de sus primeras sesiones de quimioterapia.

La bonita relación entre Ginevra y Álex Lequio.

A pesar de la diferencia de edad que había entre ambos, Ginevra y Álex Lequio se llevaban a la perfección. De hecho, era bastante habitual ver al hijo de Ana Obregón deshaciéndose en carantoñas hacia la pequeña.

Las fotografías ciertamente demuestran lo bien que se llevaban. Ahora, la pequeña crece sin el cariño y la protección de su hermano mayor, algo que ha generado una profunda tristeza tanto en Lequio como en la conocida actriz.

Obregón no ha podido comentar las publicaciones compartidas por el que fuera su pareja durante varios años. La bióloga comentó solamente con un emoticono llorando las imágenes en las que Ginevra y Álex Lequio compartían sonrisas y complicidad.

En todas sus apariciones públicas, Lequio hacía mención a la pequeña, asegurando que era muy buena y alabando su inteligencia y picardía. De hecho, la pequeña y el empresario siempre se parecieron mucho, no solo en el carácter sino también en su físico.

Si nos fijamos en las imágenes en las que aparecen juntos, podemos ver que tanto Ginevra como Álex tienen los mismos ojos y la misma sonrisa. La pérdida de Álex Lequio también ha sido muy complicada para Ginevra, a pesar a su corta edad, ya que ambos estaban muy unidos.

El hijo de Ana Obregón siembre iba a casa de su padre para pasar el mayor tiempo posible con su hermana.

Ahora, Alessandro Lequio saca las fotografías de Ginevra y Álex Lequio a la luz para seguir homenajeando al joven, demostrando cuales son los pilares fundamentales de su vida: su mujer y sus hijos.

Lo cierto es que gracias a Ginevra, Alessandro Lequio ha encontrado la fuerza y la motivación para salir adelante e incluso es habitual verlos sonreír y pasear juntos, disfrutando de momentos entre padre e hija llenos de ternura.

Por su parte, Ana Obregón se apoya en su familia y en su círculo de amistades para poder superar el amargo trago que le ha brindado la vida. Se trata de dos maneras muy diferentes de superar el duelo de una pérdida tan grande como puede ser la de un hijo.


Deja un comentario