La escena de ‘GH VIP’ que terminó de romper a Rocío Carrasco: ocurrió cuando su hija visitó a Antonio David en Guadalix

Rompió su silencio y abordó en televisión los últimos 25 años de su vida.

Sin duda, ha sido uno de los acontecimientos televisivos de los últimos tiempos. Rocío Carrasco rompió su silencio en televisión en la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, en la que irá narrando los distintos episodios de su vida.

La hija de Rocío Jurado se sentó para relatar su versión de los últimos 25 años, y enfrentarse a absolutamente todo lo que se ha dicho sobre ella. Pero su relato comenzó por el final y con una fecha que tiene grabada: 5 de agosto de 2019. Ese día fue cuando intentó quitarse la vida después de recibir una noticia que le removió.

“Me llega la noticia de la participación de mi hija en GH VIP como defensora de su padre y se me pasaron los 20 años que he sufrido por la cabeza, pero con el elemento de ver a mi hija en un plató de televisión defendiendo a su padre”, dijo. “No estaba preparada para verla a ella, pero mucho menos estaba preparada para ver lo que iba a defender. No quería volver a sentir miedo, ni vergüenza, ni seguir sintiéndome cuestionada por todo el mundo”, contó.

“Ese día, 5 de agosto, decidí que no quería seguir viviendo”, dijo. “Me tomé varias pastillas diferentes y me quedé dormida”, relató Rocío Carrasco en el documental. “Fidel entró en la habitación porque yo no me levantaba” y así acabó en el hospital.

Después, fue ingresada en un centro para tratarse. “Ahí tomé conciencia de la barbaridad que había hecho”, dijo.

La visita de Rocío Flores a su padre en la casa de GH VIP.

Lo cierto es que Gran Hermano jugó otro episodio importante en esta historia, después de que Rocío Carrasco decidiera marcharse del centro antes de recibir el alta médica. “Ese informe llega a manos de la otra parte. Para cuando eso ocurre, esta persona ya está dentro de la casa de GH VIP y coincide cuando mi hija entra y le dice a su padre: No te preocupes, está todo mejor que lo dejaste”.

Aquella secuencia corresponde al 21 de noviembre de 2019. “Para alguien que no sepa la historia, puede resultar algo normal; pero para mí no”, contó.

Rocío Flores, que apoyaba a su padre desde el plató, una noche fue invitada por el programa a ir a la casa de Guadalix de la Sierra. De esta manera podría dar ánimos a su padre, que estaba nominado y también preocupado por su hija, que se enfrentaba por primera vez a la televisión.

“Todos estamos bien, papá. Sé que te preocupo yo fuera, pero estoy buen. Todo fuera está genial. No hay ningún problema de nada. Todo lo que tienes fuera está muchísimo mejor de cómo lo dejaste. Si la audiencia te deja, quiero que vean al David de mi casa. No quiero verte llorar, ya hemos llorado bastante durante mucho tiempo. Estoy aquí para darte fuerza y tranquilizarte”.

“¿Cómo estás en plató?”, preguntó insistentemente Antonio David. “Todo genial. ¿Te he engañado alguna vez en la vida? Te lo juro, no quiero que te preocupes por nada, todo está genial. Y si sales, no pasa nada, es un concurso. Pero quiero que la audiencia te conozca de verdad, con respeto y educación siempre”, dijo.


Deja un comentario