Cuando te gusta estar cómodo en todos lados

Me imagino las caras de los otros pasajeros del metro cuando vieran entrar por la puerta a un señor con su enorme sofá.


Deja un comentario