Así actúan los Hermanos Koala, la pandilla violenta de la cobarde agresión grupal en Amorebieta

Alexander, el joven de 23 años víctima de la brutal agresión grupal en Amorebieta producida el pasado domingo, sigue en coma en el hospital de Cruces (Vizcaya), en estado crítico y conectado a un aparato que lo mantiene con vida, aunque su padre ha manifestado que ya es consciente del terrible hecho de que si no mejora durante esta semana lo tendrán que desconectar.

A consecuencia del multitudinario ataque perpetrado por una veintena de personas, que rodearon al joven y, abusando de su superioridad numérica, comenzaron a golpearlo con palos, palos y botellas al grito de “Matadle, matadle…”, la víctima tiene una grave lesión craneoencefálica. No es la primera vez que actúan, y pese a que son conocidos desde hace al menos tres años por las autoridades, no ha sido hasta ahora cuando los han detenido, y no a todos.

La Ertzaintza ya conoce a esta pandilla violenta, los Hermanos Koala, la cual cuenta con varios extutelados, desde hace al menos tres años. Viven y se reúnen de forma habitual en diferentes municipios de Vizcaya con la declarada intención de generar peleas y atemorizar al resto de jóvenes, según informa el El Correo Vasco.

Suelen seguir siempre el mismo patrón: Atacan de noche, rodean a su víctima con superioridad numérica (uno contra diez o contra veinte, como en el caso de Alexander) y los agreden a patadas, golpes, con palos botellas o piedras, dejando finalmente a su víctima malherida y robándole sus pertenencias.

Otra de sus características es que no se esconden. Son ellos mismos graban sus palizas, sin ocultar sus caras, y las comparten en redes sociales, donde se enorgullecen y alardean de su propia violencia empleada.

Hasta el momento se han detenido a ocho personas por la agresión, de un rango de edades entre los 15 a los 38 años, aunque en el momento del cobarde ataque a Alexander, el grupo estaba compuesto de al menos veinte.


Deja un comentario