Antonio David Flores en la cuerda floja: pierde los clientes que tenía fuera de Telecinco

El excolaborador de televisión siguen viendo reducida su actividad laboral.

Decir que el documental de Rocío Carrasco no está dejando indiferente a nadie, es quedarnos muy cortos. Desde la noche de su estreno ha generado todo tipo de comentarios no solo en el mundo de la prensa rosa, sino también en las redes sociales, e incluso entre la clase política.

Tras la emisión del primer capítulo, hemos tratado de asimilar confesiones tan fuertes como “Antonio David es una mente diabólica que me ha quitado lo más importante de mi vida”. De hecho, Rociíto denunció que su ex la amenazó con quitárselos en más de ocasión después de separarse. “Me decía te los voy a quitar, te van a odiar”. Visto lo visto, finalmente cumplió su cruel promesa.

Quizás lo peor de todo es que durante años, el ex guardia civil  se ha paseado por numerosos platós de televisión defendiendo su figura de “padre modelo”. Al mismo tiempo, echaba por tierra la imagen de su ex. “Ha hecho que mis hijos se lo crean, después de tanto escucharlo. Ha conseguido que me odien. No puedes arrancarle la figura materna a unas criaturas tan pequeñas. Y él lo ha hecho”, contó Rociíto.

La propia Belén Esteban se quedó sin palabras, y reconoció con lágrimas en los ojos el error que había estado cometiendo todos estos años. La “princesa del pueblo” había tachado a Carrasco de “mala madre”, subiéndose al carro de muchos otros. “Tengo que reconocer que me siento mal, y ahora mismo reconozco que me he equivocado con Rocío Carrasco”, asumió.

Tras todo esto, Antonio David se encuentra viviendo unas semanas realmente complicadas. La polémica le está pasando factura en cuanto a imagen pública, pero también respecto a su bolsillo. Su situación económica está actualmente en la cuerda floja.

Su despido de Mediaset.

Mediaset tomó la determinación de poner fin a su relación laboral con Antonio David. Así, el malagueño dejó su puesto como colaborador de Sálvame y se vio truncada su participación en Supervivientes, espacio al que iba a acudir como defensor de su esposa, Olga Moreno.

Pero a pesar de quedarse sin trabajo en televisión, Antonio David pensó que podría seguir con su vida de manera normal. Fuera de los platós contaba con colaboraciones y acuerdos con empresas de todo tipo, gestionados por su representante. Estas colaboraciones consistían fundamentalmente en ejercer de imagen de esas o de promocionarlas en redes sociales.

Por su cuenta de Instagram han pasado quiromasajistas, tiendas de complementos, centros de estética, clínicas de estética o incluso sofás y colchones. Según El Español, por cada una de las promociones en sus redes sociales cobraba entre 400 y 600 euros más IVA. Sin embargo, ahora ya no cuenta con esas.

La citada publicación reveló en exclusiva que Antonio David se ha quedado sin este otro negocio, ya que la mala imagen pública que tiene en estos momentos impide que las marcas quieran que se les identifique con su figura.

Queda claro que, en estos momentos, ninguna marca quiere asociarse al famoso. Alguien que durante los últimos veinte años ha conseguido ganar importantes sumas de dinero concediendo entrevistas en revistas, sobre todo hablando sobre su ex mujer, sus hijos, e incluso la familia de Rocío Jurado.

Tras el estreno del documental de Rocío Carrasco pensaba que podría seguir recurriendo a estos medios para dar su versión, pero, por ahora, su plan se ha visto frustrado. Las principales revistas del corazón del país han hecho frente común con respecto a él, y han decidido no entrevistarlo después de que en redes se pusieran en marcha campañas para no boicotearlas si aparecía.

Sea como sea, la economía familiar está creciendo beneficiándose de la situación, ya que su esposa está en Supervivientes, donde, según La Razón, gana semanalmente entre 13.000 y 15.000 euros. Además, su hija acaba de fichar por el citado reality y también por El programa de Ana Rosa.


Deja un comentario