Antonio David Flores, en el juzgado contra Gema López y Carlota Corredera

Antonio David Flores se ve las caras con varios compañeros de Sálvame.

Los últimos meses han sido realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco estuvieron cargados de polémica, y dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

Si hacemos balance, Antonio David Flores es sin duda quien salió peor parado de la docuserie. El exguardia civil está siendo juzgado en los últimos meses por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Gracias al programa de Telecinco, se ha descubierto a un Antonio David muy alejado del personaje que él vendió en televisión durante los últimos años.

El marido de Olga Moreno fue despedido por ello de la cadena. Hasta entonces, participaba asiduamente colaborador en Sálvame y Sábado Deluxe. Pero, de un día para otro, desapareció de los programas de la cadena, teniendo además que soportar las críticas de sus compañeros, que parece que en ningún momento quisieron escuchar su versión de los hechos.

La noticia esta semana es que el exguardia civil compareció ante el tribunal este lunes con motivo de la demanda que interpuso a Telecinco y a la productora de Sálvame, por despido improcedente. En la vista se vio entrar, además de a Antonio David, a varios de sus excompañeros de Sálvame. Entre otros, al director, David Valldeperas, a la presentadora Carlota Corredera, y a la colaboradora Gema López.

La periodista gallega fue quien hizo pública hace unas semanas la demanda. “Antonio David Flores nos ha demandado. A Mediaset y a La Fábrica de la tele”, dijo entonces. Ninguno de los protagonistas realizó declaraciones a la entrada al juzgado.

Antonio David promete dar guerra contra Sálvame.

El exguardia civil considera que se le dio un tratamiento injusto. Su esposa, Olga Moreno, le envió un mensaje de apoyo desde Supervivientes. “No se lo merece, porque no es así”, reconoció. “Esa es la pena, como ha salido sabiendo la verdad”, dijo la participante del reality de supervivencia. En cualquier caso, afirmó que lo que más le preocupa es que los “niños estén bien, lo que hablen nos da exactamente igual”.

La última vez que Antonio David tuvo que pisar un juzgado fue el pasado 23 de abril, para declarar como denunciante en el marco de la demanda que interpuso contra la madre de sus hijos. Rocío Carrasco. Presuntamente, la hija de “la más grande” nunca le pasó la pensión pactada a su hijo David.

A la salida de la vista tampoco quiso entrar en detalles, pero admitió que todo había “ido bien, pero no voy a explicar lo que ha pasado dentro”. Una semana más tarde le tocó el turno a su exmujer, que acudió como querellada. Durante su intervención ante la jueza Verónica Caravantes aseguró que pensaba que su presencia allí “era para que me dijeran algo de la fianza depositada”, que ascendía a 60.000 euros.

La hija de Rocío Jurado se refería a un contencioso diferente que mantiene también con Antonio David. El que fuera colaborador de Sálvame le reclamó a ella 7.000 euros. Por su parte, Antonio David tendría la obligación de abonar 60.000 euros de fianza por un procedimiento que interpuso Carrasco, por insolvencia punible y estafa procesal, ante los continuos impagos de la pensión de sus hijos.

La situación resulta bastante dramática para Rocío Carrasco, que el pasado viernes comprobó cómo su familia le daba la espalda de nuevo. Su tío Amador Mohedano fue el encargado de transmitirle el mensaje. Detrás de estas polémicas familiares siguen existiendo muchas incógnitas, ya que además del distanciamiento con su familia hay rumores de que puede haber algo más entre Carrasco y la familia de su madre.

Y tú, ¿qué opinas?


Deja un comentario