20 Situaciones que la sociedad tiende a “romantizar” cuando en realidad son tóxicas

El 31 de diciembre de 2020, la cantante Naya Ford publicó en TikTok un vídeo en el que planteaba a sus seguidores la siguiente cuestión: “¿Qué es algo a lo que la gente da “glamour” y que en realidad es extremadamente tóxico?”. Al final del vídeo, Naya contestó a su propia pregunta exponiendo una cualidad que cierta gente busca en sus parejas: “Cuando la gente dice que quiere una pareja que sea grosera y no sea amable con nadie”.

@nayaafordWhat’s something that glamorized but is ✨toxic✨ #NewYearNewMiO #WordsOfWisdom #toxic #withouttellingme #fyp♬ original sound – Naya A Ford

El post estalló inmediatamente en la red. Y no sólo los fans de la artista, sino personas de todos los ámbitos de la plataforma comenzó a compartir su opinión sobre el controvertido tema. Hoy os traemos una recopilación con 20 situaciones o cosas que pensamos que también responden a esa pregunta, que son tóxicas en realidad cuando socialmente están enmascaradas de “románticas”. ¿Qué pensáis vosotros?

1. Romantizar que te rompan el corazón

“La forma en que idealizamos que nos rompan el corazón y luego perdonamos y volvemos con la persona que nos rompió el corazón. Esa tonta noción de ‘siempre se hiere a quien se ama’… Si alguien te engaña, te miente, te manipula, eso se llama abuso emocional. Y los medios de comunicación dicen que basta con un gran gesto para que todo se resuelva, que no volverá a ocurrir y que hay que perdonarlo. No digo que la redención no sea posible porque cada situación es diferente, pero eso no es romántico, se llama trabajo.

Y si tengo que ver una maldita película más en la que simpatizamos con la persona que cometió el abuso, y miramos a la persona que fue abusada pidiéndole que la perdone para adaptarse a nuestra narrativa romántica… No es glamuroso, no es romántico; es abuso, y tenemos que dejar de idolatrarlo”.

2. La cultura de la dieta

“La cultura de la dieta y la idea de que tu valor y tu moralidad están ligados a cuánto pesas”.

3. La sociedad y la obsesión de las redes sociales por las relaciones

“De ninguna manera estoy diciendo que las relaciones sean tóxicas, pero lo que sí digo es que la sociedad y la obsesión de las redes sociales por las relaciones… sí, eso no es nada saludable. Es como si todo el mundo estuviera más centrado en las fotos bonitas, los trajes a juego y en poder decir que tienes a alguien que en acceder y considerar realmente a ~quién~ tienes.

Daniel Sloss lo dijo mejor…: Hay gente aquí que trata de forzar cosas que no deberían ser forzadas entre sí porque preferirían tener a alguien que nada. Como… hay realmente parejas aquí que no necesitan estar juntos, NO deberían estar juntos, pero siguen juntos porque sus lindas fotos de pareja se vuelven virales. Y la obsesión promueve la idea de que estar soltero es un defecto. Se está volviendo raro”.

4. Los hombres rotos “solo pueden ser curados” por una mujer

“La idea de que los hombres rotos sólo pueden curarse a través del amor y el trabajo de una mujer. Esto perpetúa la idea de que los hombres no pueden encontrar curación o apoyo de nadie excepto de las mujeres – lo que significa que no lo buscan de sus amigos, no buscan terapia, no tienen conexiones fuera de su pareja [femenina] para apoyarlos. Evidentemente, esto hace que las mujeres tengan que cuidar de los hombres, curarlos y rehabilitarlos. Esa misma energía no se les da a las mujeres.

Además, si quieres un ejemplo, te recomiendo que veas casi cualquier película dirigida a las adolescentes que trate sobre un “chico malo” (la “chica buena” pura y cariñosa cura las heridas del torturado “chico malo”).”

5. La profesión de modelo

“Me sorprende que la profesión de modelo, a día de hoy, siga siendo glorificada. Es una industria tan tóxica, la gente se sale con la suya con tantas cosas atroces en esa industria porque tienen poder y control sobre tu trabajo, tu cuerpo y muchas otras cosas a las que renuncias cuando empiezas tu carrera como modelo.

Por ejemplo, no te preparan para ser cosificada, sexualizada y presa de depredadores. Que la gente en la que confías se aproveche de ti, que te digan que no eres lo suficientemente buena, [y] que se espere de ti un nivel que nunca alcanzarás. Poner en peligro tu autoestima y tu salud mental a costa de ellos para que ganen dinero a tu costa. Es una industria tan problemática que tenemos que dejar de darle glamour…

Por favor, no seas algo que no eres y dejes que la gente (a la que no le importas) dicte lo que debes (o no debes) ser en esta industria. Si empiezas, hazlo tú”.

6. Estar “obsesionada” con tu pareja

“La idea de que los hay que estar obsesionados el uno con el otro cuando están en una relación… Aparentemente tenemos que enviarnos mensajes de texto todos los días -todo el día- y si no nos contestamos en un tiempo razonable, o no explicamos por qué no nos contestamos, entonces de repente eso significa que ya no estamos interesados en ti. Si no se envían mensajes de texto, es probable que estén en FaceTime hasta que el teléfono se muera o en FaceTime hasta que se duerman. Y a algunas personas les gusta estar en FaceTime mientras duermen, lo cual es un poco raro…

Básicamente, dedicar todo tu tiempo a tu pareja es poco saludable. Porque imagina que dedicas tanto tiempo y energía a una relación que no tienes nada más en tu vida. Te sentirás tan roto si esa relación fracasa, porque te has apegado demasiado”.

7. Ser extremadamente sincera y franca, sin filtar

“Una de las cosas que más me molesta, y que se da mucho en las amistades y es la razón por la que muchas de mis amistades han terminado, es que la gente intenta hacer pasar el hecho de ser un completo imbécil por el hecho de ser “franco”, y lo que me pasa es que entiendo todo eso de “me gusta decir cómo son las cosas”, PERO hay una diferencia entre decir a la gente cómo son las cosas y soltar borderías por la boca, y creo que mucha gente lo confunde. Y lo que realmente me molesta es que mucha gente no ve lo malo de hacer esto. Y luego tienen el descaro de sorprenderse cuando nadie quiere estar cerca de ellos.”

8. Tener dos o tres empleos

“Trabajar en dos o tres empleos por lo que ni siquiera tienes tiempo para tu familia. Si es necesario para subsistir y llegar a fin de mes, es algo comprensible, faltaría más. Pero esa gente que lo hace sin necesidad para aparentar ser hiperactivo y emprendedor, a costa de llegar a casa de noche y no poder ver a sus hijos crecer, por ejemplo, no parece tener mucho sentido”.

9. Tener hijos, solo por el hecho de que “se tiene que tener hijos”

“Tener hijos. No, espera. Claro que eso no es tóxico. Aunque si hay aspectos en ello que pueden hacerlo. Hay gente que los tiene pero solo para cumplir una etapa obligatoria de la vida que debe de cumplir, sin desearlo, eso sí es tóxico. Si esos niños luego crecen sin que nadie se ocupe de su estabilidad mental y física, financiera o, como no, no se sienten queridos, mejor pensarlo antes. Conlleva cosas maravillosas pero también una gran responsabilidad para la que no todo el mundo está preparada, ni todo el mundo está dispuesta a sacrificar a ciertas cosas por ello. Si tienes hijos lo primero son ellos y sino plantéatelo”.

10. Estándares de belleza

“Cualquier estándar de belleza es falso en realidad, todo es relativo”.

11. Las compras compulsivas

“Las compras impulsivas no son un problema, salvo si llegan a arruinarte, claro. Pero sí que son un síntoma de un problema más profundo y serio”.

12. Problemas de salud mental

“Tener problemas mentales no es un pequeño capricho de la personalidad, no es eso. Y son las mismas personas que se molestan cuando la gente no se toma en serio su salud mental, pero cuando lo tratas como una rareza, ¿quién se lo va a tomar en serio? Esas personas que literalmente se sientan y presumen de tener depresión, oh sí, no he limpiado mi habitación en una semana porque tengo depresión, oh sí, no me he duchado en un par de días porque tengo depresión. Pues si es así, debes de ir a un psicólogo”.

13. Intentar cambiar la forma de ser de otro

“La gente que cree que es una meta o hace su misión cambiar a alguien. No sólo es una pérdida de tu tiempo y el de ellos, porque en mi opinión personal la gente no cambia, se convierte en lo que se supone que es. En algunos casos puedes ayudar a alguien, pero después de todo, lo hicieron ellos mismos, honestamente no creo que puedas darte ese crédito. Estás tomando su momento de autodescubrimiento o su amor propio y actuando como si fuera tu responsabilidad, o como si fueras la razón de ello. No digo que puedas hacer feliz a alguien, pero al final la felicidad propia debe ser encontrada por uno mismo. Tienen que darse cuenta de que son felices, no puedes hacer que ocurra. Así que pensar que puedes cambiar a alguien, su actitud, su estilo, todo lo que puedas pero no va a hacer tanto bien como crees. Al fin y al cabo, los estás convirtiendo en lo que tú quieres que sean en lugar de lo que están destinados a ser y eso es egoísta”.

14. Representar todo el rato ser la pareja “perfecta”

“Estás tratando de establecer algún tipo de estándar que es imposible. Tener pareja es algo a veces duro; no siempre es divertido. Requiere paciencia, trabajo y compromiso. Y si tienes problemas con tu pareja, no estás rota – eres normal. Porque ninguna es perfecta, eso no existe”.

15. Tener una pareja es grosera y maleducada

“Cuando hay gente que dice: ‘Quiero una pareja que sea grosera y que no sea amable con nadie’. Chica, tú no lo has pensado bien”.

16. Responder por los amigos, “pase lo que pase”

“Responder por tus amigos pase lo que pase, pues depende. Hay que ver si han hecho algo malo o muy malo. Por ejemplo, si mi amigo engaña a su pareja y espera que mienta por él, si su pareja me llama y pregunta dónde está, no voy a mentir por ti y tu [mal] comportamiento. Y ya no voy a entrar en problemas más serios”.

17. Las normas de género

“El azul es para los niños, el rosa para las niñas. Las niñas muestran emociones, los hombres no. Las mujeres son femeninas, los hombres son masculinos, etc”.

18. La cultura del vino (o del alcohol)

Beber ocasionalmente con moderación está bien. Pero todos los excesos suelen ser malos, y el de la bebida, de forma diaria y diariamente puede llevar a problemas graves de salud y de relación con los demás en todos los ámbitos. Conviene recordarlo siempre.

19. No quiero tener amigos “nuevos”

“Este concepto de ‘no tener nuevos amigos’, hay que eliminarlo. Te cierras a conocer gente que podría ser mejor amigo que el que tienes. Porque ese amigo es probablemente tóxico”.

20. Mi vida son las Redes Sociales

No, puede ser parte pero nunca tu única vida. Es algo irreal, se puede aparentar ser alguien perfecto allí, subir fotos maravillosas demostrándo tu físico perfecto, tus viajes maravillosas, tus comidas ideales o tu pareja ideal. Pero al final nadie se cree la perfección absoluta porque no existe. No funciona así, eso es tóxico, es una mentira”.


Deja un comentario