19 gatos que rompieron tranquilamente todas las leyes de la física

A todos los que viven con gatos se les pasa por la cabeza alguna vez: “¿quién domina a quién?” Es difícil encontrar a alguien con más descaro que estos peludos, por no hablar de lo imprevisibles que son.

E incluso cuando pensamos que les conocemos a la perfección, son capaces de encontrar la manera de seguir dejándonos boquiabiertos. Como estos gatos que aprendieron a romper todas las leyes de la física. E incluso las de la lógica.

Sí, está sentado en la pared

“¿Estoy haciendo todo bien?”

Parece que desde ese lugar hay una mejor vista

“Fui a averiguar a dónde se había metido nuestro nuevo gato”

“Parece que algo anda mal con mi gato”

“Lee las instrucciones, parece que armaste al gato incorrectamente”

“Me duele la espalda con solo mirar esta foto”

“Mi gato no está sujeto a las leyes de la gravedad”

“¿Alguien más tiene un gato que se sienta así o los de los demás son normales?”

“Hola, ¿qué estás haciendo? ¿Estás tomando una ducha? Me quedaré aquí mientras tanto”

“No tengo ni idea de cómo”

“Mi gato niega la gravedad”

“Mi gato se sienta en ángulo recto”

“Encontré a mi gato en esta posición cuando vine a sentarme en el sofá”

Conquistando nuevas alturas

La pregunta ni siquiera es cómo, sino para qué

“Lo hace todo el tiempo”

“Parece que en la fábrica instalaron la cola de mi gato un poco mal”

Cualquier yogui envidiaría su flexibilidad

Y a ti, ¿cuál te ha sorprendido más?


Deja un comentario