18 rebeldes que las esquivan magistralmente sin romperlas

Para muchos de nosotros el espíritu aventurero no existe o murió hace tiempo. . Pero es cierto que ahí sigue ese gusanillo en el que nos apetece a veces hacer algo distinto y que se salga de la normas y la rutina habitual.  Aunque sea un detalle pequeño e insignificante, que no cambie nada, ¿por qué no? Después de todo, en el fondo de nuestra alma, todos somos un poco rebeldes.

Nos han hecho mucha gracia los protagonistas de este articulo y sus ganas de salir de su zona de confort y hacer algo diferente.

“Salchichas, adoro mis salchichas, a mo mis salchichas”

“Giré todas las sillas de nuestra sala de conferencias y las dejé al revés”

“La guerra entre Coca-Cola y Pepsi se está intensificando”

“Al principio lo corté de forma correcta y luego pensé. “Lo voy a comer yo solo así que lo cortaré como me de la gana’”

“La competencia a veces se necesita”

Para el tiburón de IKEA, no hay leyes de humanos que valgan

Traje, corbata pero que me dejen llevar mis calcetines frikis

Cable de Nintendo para Xbox: que comience la batalla de las consolas

“Lo que te condiciona que en bol ponga lo que tienes que comer en él. Pues no”

“Viviendo al límite”

Una pareja vino a una tienda de Apple. Presta atención a la bolsa del hombre

“No se permiten mascotas en esta área”

“No mantuve esta bolsa fuera del alcance del queso”

“Abriendo el paquete desde la esquina opuesta, soy un auténtico delincuente”

“Ambas tienen café”


Deja un comentario