17 personas que se dieron cuenta de que vivían junto a un monstruo, pero ya era tarde

Da igual lo mucho que amemos a nuestros parientes o amigos, hay veces que son capaces de sacarnos de quicio y hacernos perder la paciencia. Muchas veces, por culpa de momentos pequeños pero molesto: hablamos, por supuesto, de los hábitos cotidianos.

Cuando alguien no lava sus platos sucios, oconvierte el baño después de cepillarse los dientes en un pequeño reino del caos. Hay personas con habilidades desquiciantes a la hora de hacer tareas de la casa.

“Mi pasta de dientes y el tubo de mi novia”

“Así es como mi novio corta la pizza, para, Dios no lo quiera, no cortar las rebanadas de pepperoni”

“Mi esposo se niega a usar una olla más grande para calentar su sopa”

“Mi juego de llaves después de que las haya usado mi hijo”

“Hice pan de banana y mi novia cortó el primer trozo”

“Así es como mi novio ’junta’ la ropa sucia en la canasta”

“Mi hijo solo come pizza de esta manera”

“Mi novio nunca termina su cereal con leche, y simplemente vierte las sobras en el fregadero, donde quedan tiradas así. Y yo tengo que limpiarlo”

“Quería cocinar algo sabroso, pero este asqueroso hábito de mi compañero de piso hizo ajustes en mi plan”

“Mi esposa me dejó ’la mitad’ del KitKat”

“Mis abuelos nunca limpian su control remoto”

“Damas y caballeros, la ’obra’ de mi hermana”

“Mi esposa siempre pone utensilios de cocina en el horno. El problema es que yo no lo reviso antes de encenderlo”

“Así es como mi marido me ’ayuda’ juntando las sobras de pasta en un solo recipiente”

“Me casé con una persona que hace esto”

“Mi esposo usó mi cuchillo favorito como herramienta de jardín”

“Así come mi novia”

¿Qué te ha parecido?


Deja un comentario